Presentación de la Red-TECLA

Red de Evaluación Social de Tecnologías en América Latina
Red-TECLA
 
Hace casi 10 años que varias organizaciones y personas en América Latina nos convocamos para informar y debatir sobre nuevas tecnologías que surgen y se imponen ocasionando tsunamis que destruyen los tejidos sociales, la subsistencia y los saberes contenidos en miles de propuestas civilizatorias.
 
Quienes nos hemos reunido a lo largo de estos años, compartimos la premisa de que si bien las luchas puntuales son imprescindibles, necesitamos tener un horizonte (histórico y del futuro) de las agresiones, y hacer una crítica radical del desarrollo tecnológico, que cada vez más, evidencia su interés de clase. Hoy en día, casi todo conocimiento científico financiado, que se expresa en innovaciones técnicas e industriales, sirve a la obtención de ganancias extraordinarias, pues exacerba tanto la explotación de los trabajadores como de la naturaleza.
 
Por un lado se encuentra esta toma de conciencia sobre la situación actual de la ciencia y la tecnología, y por otro, la urgencia de presentar en el nivel global argumentos propios (desde nuestras organizaciones, desde nuestros pueblos y naciones) a quienes influyen en la distribución global de los recursos tecnológicos, en las “transferencias” de tecnología, en la formación de fondos internacionales destinados a la investigación y desarrollo y posterior distribución y uso de los conocimientos producidos.
 
Hemos llegado a la comprensión de que son necesarios tanto una evaluación crítica de las tecnologías desde las organizaciones de base como la interlocución con los elaboradores de políticas. Sabemos, por nuestra trayectoria en la defensa de nuestros derechos, que nuestro sentido común es incuestionablemente válido. Un sentido común que nos hace rechazar ciertas biotecnologías, nuevos desarrollos agrícolas, cibernéticos, o megaproyectos “de desarrollo”. Nuestras formas de evaluar lo que hace bien a las comunidades tienen raíces tan fuertes como prestigio pueden tener las modas científicas. Pero tienen legitimidad innegable, lo que casi ya no puede decirse de las tecnologías de moda.
 

  • En 2008, en México, tuvimos un seminario sobre nanotecnología, biología sintética y geoingeniería.
  • En 2009 en Brasil, y en 2011 en Costa Rica, realizamos seminarios regionales de información sobre el desarrollo e impactos de las nuevas tecnologías y analizamos lo que cada organización veía como amenazas en sus realidades específicas.
  • En 2014, en Colombia, tuvimos una tercera reunión latinoamericana, y quienes participaron ya conformaron el perfil de organizaciones que hasta el día de hoy le estamos dando seguimiento a la crítica de las tecnologías.
  • En 2015, en Brasil, confirmamos que somos un núcleo duro de organizaciones, científicos comprometidos y activistas dispuestos a promover la crítica radical, permanente, útil a nuestras luchas, del desarrollo tecnológico.
  • En 2016, nuevamente en México, establecimos la Red de Evaluación de las Tecnologías en América Latina, Red TECLA.

 
TECLA es una red incipiente, con financiación incipiente y donde se necesita un ánimo de continuidad. Durante la reunión en noviembre de 2016 en la Ciudad de México, definimos
-Tres grandes líneas de acción
-Varias líneas de reflexión
-Estudios de caso de cómo comenzar a hacer evaluación popular de las tecnologías, y
-Varias tareas organizativas
 
Las grandes líneas de acción:

  1. Discusión qué es la ciencia – mecanismos para avanzar en la discusión, concientización del campo científicos, formas de construcción de verdad, voluntad de la UCSS de impulsar ese trabajo, cómo sumarle para que no sea una discusión de la ciencia, sino de la ciencia en el marco de algo más amplio
  2. Mapeo del problema tecnológico. Del sistema de técnicas.

¿Qué objetivos tendría ese mapeo? Sin duda, uno de ellos es definir lo más posible la contribución de TECLA para no repetir esfuerzos. Cuáles son los criterios que vamos a tener para definir qué tecnología sirve o no. Cómo esas tecnologías afectan los distintos derechos de los pueblos, cómo tratar las tecnologías de la información. Cómo contribuyen al sistema tecnológico nocivo los marcos normativos. Cómo nos aproximamos al todo tecnológico: tecnologías de vanguardia y retaguardia, de innovación y caducas.

  1. En ese mapeo, énfasis en el panorama de lo que viene

Es decir, el punto de vista del Grupo ETC, con su habilidad y experiencia para diagnosticar o predecir de algunas formas los tsunamis tecnológicos. Hablar de técnicas, herramientas y políticas en torno al desarrollo industrial que otras organizaciones o colectivos no están siguiendo.
 
Las varias líneas de reflexión

  • Qué es la ciencia
  • Qué es la tecnología
  • Qué entendemos por herramientas y técnicas
  • A qué nos referimos con “tecnociencias”
  • Horizonte tecnológico: de dónde viene el torcimiento de la producción científica
  • Horizonte tecnológico: qué tecnologías se están cocinando
  • Sometimiento del conocimiento científico al capitalismo
  • Los saberes de los pueblos y los conocimientos anclados en las realidades de los pueblos
  • Clasificación de las tecnologías: altas, de vanguardia, de retaguardia, nuevas, viejas…
  • El problema de establecer un lenguaje común
  • El papel de cada uno como individuo en el enredo tecnológico
  • El peso de las normas, las leyes

 
Como tareas organizativas, tenemos que consolidar formas ágiles de comunicación con las organizaciones y personas participantes. Tenemos una idea muy definida de las organizaciones latinoamericanas que formarán el Grupo de Coordinación y de las personas que serán asesores de la Red.
 
Sabemos que nos hace falta insistir en la presencia de movimientos sociales de la región, es uno de los próximos pasos que daremos.
 
También sabemos que es crucial hacer visibles las herramientas conviviales que sí tenemos: los saberes, las alianzas, las formas autónomas de resolver las necesidades. De todo eso tiene que dar cuenta también la Red TECLA.