2017 fue el año de los bits, bots y blockchains

El Grupo ETC comparte su análisis de lo que fue el 2017 en términos de nuevas tecnologías –especialmente el universo cibernético— y cómo afectan las perspectivas que las sociedades tienen sobre el empleo, la responsabilidad civil, la naturaleza.

 (El texto completo de este análisis se encuentra en el formato PDF).

Mientras Elon Musk, Stephen Hawking y el elenco usual de luminarias lanzaban sus advertencias de siempre sobre la inteligencia artificial, un momento del 2017 que nos dejó boquiabiertos en el Grupo ETC fue el 11 de octubre, cuando se le dio la palabra al robot humanoide de inteligencia artificial llamado Sophia en Naciones Unidas en Nueva York (algo que rara vez se le permite a las organizaciones de la sociedad civil y los movimientos sociales) y luego se puso a charlar de forma escalofriante sobre política con Amina Mohammed, Vice-secretaria General de la ONU. El momento que nos hizo abrir aún más la boca vino unas semanas después, cuando Arabia Saudita decidió otorgarle la ciudadanía a Sophia —un derecho básico que se le niega rutinariamente a millones de seres humanos. Además de las importantes cuestiones de teoría democrática, todavía no está claro siquiera cómo considera Arabia Saudita el género de su nuevo ciudadano robot. A Sophia se le permitió recibir la ciudadanía sin la abaya y el hiyab con el que las mujeres deben cubrir su cuerpo y su cabeza. ¿“Robot” es ahora un nuevo tipo de género? Es ilegal ser transgénero en Arabia Saudita, pero parece ser que no hay problemas con la diversidad de género de los robots. ¿Sophia podría manejar un carro en Arabia Saudita? (Las mujeres que no son robots sólo podrán hacerlo a partir de junio del 2018).

Hubo muchos aniversarios (cada año los hay). Se cumplieron 25 años de Blade Runner y 20 años de Gattaca. Pero quizás sea más importante que han pasado 70 años desde que el venerable Boletín de Científicos Atómicos comenzó a publicar su “Reloj del Juicio Final”, que muestra qué tan cerca está la sociedad humana y el planeta de la aniquilación total (simbólicamente representada como medianoche). A finales de enero del 2017, las manecillas del reloj del juicio final se movieron a dos minutos y medio antes de la medianoche, lo más cerca que han estado del apocalipsis desde su peor momento en 1952 —y los observadores del reloj mencionan, como componente del acercamiento al día dl juicio, las nuevas plataformas tecnológicas.

*Fuente de la imagen: www.milenio.com